Emprender luego de perderlo todo

La motivación de Felipe Cubillos por reconstruir Chile tras el terremoto de 2010 trascendió a esa catástrofe. Desafío Levantemos Chile se transformó en un ícono a la hora de levantar al país luego de una tragedia, impregnando cada vez a más personas el espíritu social.

Si hay algo bueno tras las catástrofes es que pueden sacar lo mejor de las personas. Esta común frase para varios chilenos algo de razón tiene y en Desafío Levantemos Chile es prácticamente un lema.

El terremoto que afectó al país el 27 de febrero de 2010 trajo consigo el desarrollo de una institución que, para muchos, ha pasado a ser un pilar fundamental al momento de tener que comenzar de cero luego de perderlo todo. Desafío Levantemos Chile llegó con la fuerza y las ganas de ayudar a un país que, constantemente, debe levantarse.

La historia comienza en 2003, cuando Felipe Cubillos ingresaba a la Universidad Diego Portales como decano de la Facultad de Economía y Negocios. Allí, lo primero que hizo fue preguntar a los profesores cuáles eran sus sueños en relación a la docencia. Fue entonces cuando Goran Ahumada -actual director de Desafío Emprendimiento- le contestó que quería preparar alumnos de la carrera para que pudieran asesorar emprendedores.

“Cuando le comenté a Felipe me apoyó inmediatamente. Él tenía un gran espíritu y unas ganas enormes por ayudar al resto”, cuenta Goran. Agrega que el curso “Consultoría en pequeños negocios”, que desarrolló junto al apoyo de Felipe, fue un éxito: “Cuando comenzamos teníamos solo siete alumnos; al semestre siguiente eran 45 los inscritos”.

Tres años después, luego de ver la acogida que tuvo el ramo entre los alumnos, ambos deciden dar un paso más y es así como nace la Fundación Imagina, entidad que tras el terremoto da lugar a Desafío Levantemos Chile.

Un desafío constante

“No alcanzamos a levantarnos de una y llega otra”, lamenta Pedro Smith, líder del Desafío Emprendimiento, respecto a las últimas catástrofes naturales que han afectado al país.

“Desafío cuenta con un equipo de emergencia para estos casos -diluvio en el norte y volcán Calbuco-. Nosotros constantemente estamos elaborando proyectos y gestionando ayuda para estas situaciones, porque tristemente el nuestro es un país golpeado por la naturaleza y la ayuda debe ser oportuna”, explica Pedro.

Actualmente, se encuentran desarrollando diversos proyectos para ayudar a las personas afectadas en el norte. Uno de ellos es la página web xemprendedores.org. Su finalidad es una y muy clara: que un emprendedor pueda apadrinar a otro emprendedor afectado por el aluvión. “Felipe siempre quiso que la ciudadanía fuera parte de las soluciones y esta aplicación es reflejo de ello”, dice Pedro.

Más que un apoyo

Guillermo González y Gilda Navarro son dos emprendedores del sector hotelería y gastronomía. Pero con el terremoto de 2010 perdieron el trabajo de toda una vida, quedando de brazos cruzados ante la naturaleza.

“Ellos no destacan por llegar con cosas materiales y listo; su ayuda es más profunda. Te dan a entender que con trabajo y la guía necesaria, uno se puede levantar de nuevo”, relata Guillermo.

Gilda, por su parte, se negaba a recibir ayuda para recuperar lo perdido. “Cuando me dijeron que había un curso del Desafío Levantemos Chile no presté interés porque pensaba que era otro curso más. Pero, cuando decidí ir, me di cuenta que era algo maravilloso. Me hicieron vivir de nuevo”, cuenta.

A cinco años de la catástrofe, Guillermo y Gilda han logrado reconstruir casi el 100% de sus negocios, recuperando así su fuente laboral.

Con el aluvión en el norte la naturaleza mostró una vez más su superioridad. Jhon Silva es un emprendedor que vio como su fuente de trabajo y la de otras personas se desvanecía entre el agua y el barro, sin la capacidad de hacer algo.

“Cuando la gente del Desafío llegó, nosotros estábamos destruidos tanto física como emocionalmente. Todo lo que teníamos lo perdimos ante nuestros ojos. Cuando ellos llegaron inmediatamente nos dijeron que saldríamos adelante y eso da esperanzas”, relata Jhon.

Este emprendedor es parte del grupo de comerciantes que participarán del nuevo boulevard que Desafío Levantemos Chile está desarrollando para reactivar el comercio en Chañaral.

“Ellos no nos están entregando todo en bandeja. Esto es un trabajo en conjunto, porque si uno no quiere salir adelante, no se puede no más. Ellos son una guía y un soporte para volver a ponerse de pie”, apunta Jhon.

Estos testimonios confluyen en una cosa. Para ellos la ayuda más valorada en estas lamentables situaciones es la que trasciende lo material y que está ahí si vuelven a necesitarla.

Desde Chicago

El emprendimiento en Chile, en especial el social, va en aumento. Por esto, el nuevo Centro de Emprendimiento Social de la escuela de negocios de la Universidad de Chicago, Booth, eligió al país como sede para su primer encuentro sobre la materia en la región. Esto, en parte también por el liderazgo que ha tenido Chile en cuanto a empujar iniciativas con impacto global como, StartUp Chile, de Corfo.

El evento se realizó el pasado 7 de mayo y contó con la participación de Christina Hachikian, directora de Social Enterprise Initiative; Alfredo Moreno y Matias Acevedo, ex alumnos de la escuela de negocios de la Universidad de Chicago; Juan Pablo Larenas, cofundador de Sistemas B; Cristián López, director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Chile; y Paula Valenzuela, gerente general de Generación Empresarial.

Entre lo analizado en el panel, se concluyó que la estabilidad de las políticas públicas en materia de emprendimiento durante la última década permite que Chile sea tierra fértil para el desarrollo de programas de emprendimiento social con alto impacto local e internacional.

“Si bien vivimos en un país de grandes diferencia geográficas y culturales, tenemos gente que está dispuesta a dar lo mejor y así ayudar a construir un Chile que se da la mano en momentos difíciles para salir adelante. Tenemos que construir un Chile mejor, construido por la colaboración de todos juntos, y en eso estamos y continuaremos trabajando”, dice Goran Ahumada.

 

[En la Prensa] Diario La Tercera

X