[Columna] “Cadena de favores” de Pablo Schuster

Una vez que Desafío verifica en terreno cuales son las necesidades de los damnificados e invita a sumarse a la comunidad y privados en la reconstrucción, aparece una “cadena de favores” que se activa para ayudar a los damnificados… Ahí es donde juega un rol fundamental el llamado que hace Desafío y su red de contactos en el mundo privado, por ello hoy queremos agradecerles.

Cada vez que sucede una catástrofe natural en alguna parte de Chile, suceden dos cosas: Primero, se despierta un espíritu solidario de ir en ayuda de nuestros compatriotas que han sufrido perdidas de algunos miembros de sus familias, o de sus viviendas o de sus lugares o herramientas de trabajo.

Segundo, se moviliza ágilmente la prensa televisiva sensibilizando a la otra parte del Chile que no sufrió la catástrofe motivando una serie de campañas de ayuda, liderada por varias fundaciones que se organizan para llegar lo mas rápidamente posible a los lugares afectados.

Desafío Levantemos Chile, que nace de la motivación de Felipe Cubillos para ir en ayuda a la Región del Maule para el 27/F del 2010, fue uno de los primeros en llegar a Duao e Iloca , playas que estaban desbastadas por el tsunami y con una gran pérdida de botes de pescadores artesanales, comercio local y escuelas en el suelo.

Ahí es donde Desafío Levantemos Chile fundamenta su existencia y muestra su vigencia total. Llegamos a Iquique 36 horas después del terremoto del 1 de abril, y al quinto día ya hacíamos entrega de la primera donación concreta que le llegaba a los pescadores de las caletas afectadas en el norte, principalmente en Caleta Riquelme,inserta en plena ciudad de Iquique.

Ahí es donde juega un rol fundamental el llamado que hace Desafío y su red de contactos en el mundo privado, por ello hoy queremos agradecerles.

Aparece una “cadena de favores” que se activa una vez que Desafío verifica en terreno cuales son las necesidades de los damnificados, prepara su material audiovisual e invita a sumarse a la comunidad y privados en la reconstrucción.

Necesitábamos enviar un equipo de avanzada para recorrer la zona afectada , llamamos a LAN y puso a nuestra disposición cinco pasajes para partir a Iquique después del terremoto.

Luego, junto con nuestro aliado permanente, el Banco de Chile, levantamos una campaña para ir en ayuda inmediata, y poniendo a disposición todas sus sucursales, donaron 50 millones de pesos para hacer la primera compra de motores para los pescadores de las caletas afectadas.

Hecha la compra de 36 motores, aparece LAN Cargo que pone a disposición un avión para llevarlos rápidamente al norte del país, llegando el día sábado 5 de abril en la mañana a Iquique, donde ya estaba dispuesta la bodega prestada por Antonio Lonza empresario de la zona, junto al camión que los transportaría de la empresa Norte Verde.

El cuerpo motorizado de Carabineros puso a disposición dos motos para que fueran adelante abriendo camino en el trayecto del camión lleno de cajas a la Caleta Riquelme, y nosotros en camioneta gracias a la empresa Hertz Rent a Car .
Como broche de oro, el Hotel Casino de Talca pagó tres pasajes para enviar a Juancho junto a tres pescadores de Iloca, que fueron ayudados por Desafío en el 2010, para que viajaran a Iquique a apoyar a sus amigos pescadores del norte y llevarles la energía positiva para poder levantarse de ésta catástrofe y transportando herramientas para ayudarlos a reparar sus botes y motores dañados.

Eso es Desafío Levantemos Chile, una fundación que profesionalizó la forma de ayudar a otros, con el único compromiso que, el que pide ayuda , tiene el deber de ayudarse a sí mismo a levantarse también.
Cuando en la vida tengo oportunidades también tengo responsabilidades.

Fuente: La Segunda

X